Izamal es la única ciudad del mundo que cuenta con seis pirámides mayas dentro de la mancha urbanas, así como un “encanto colonial” representado por sus casonas y el majestuoso Convento Franciscano San Antonio de Padua pintados de amarillo. La primera orden religiosa llegada a la Nueva España y después a Yucatán fue la de los franciscanos, estos fueron los encargados de edificar sobre la antigua ciudad prehispánica, este formidable monumento para llevar a cabo el proceso de la llamada conquista espiritual o imposición religiosa.

Los primeros frailes que llegaron en 1549, fueron Fray Lorenzo de Bienvenida y el controversial Fray Diego de Landa, de quien hay una escultura a un costado del atrio. El diseño de la construcción del Convento de San Antonio de Padua, se debe a Fray Juan de Mérida. Se fundó en el año de 1549 y se dedicó a San Antonio de Padua, pero no fue sino hasta algunos años después cuando se inició su construcción bajo el cuidado de Fray Diego de Landa. Se erigió sobre las ruinas y con las mismas piedras del antiguo edificio prehispánico conocido como Pap-Hol-Chac dedicado al dios prehispánico Zammá. Todo el conjunto se finalizó en 1561.

Seguir leyendo

Sitios Arqueológicos


Monumentos Historicos


Haciendas Cercanas

Top 3 Hoteles en Izamal


Reservar ahora arrow-up-icon
Booking.com

Derechos reservados 2019

www.izamal.com