Convento San Antonio de Padua


Convento San Antonio de Padua

Se accede por medio de tres rampas construidas en sus lados libres. La rampa principal es de un solo cuerpo y está rematada en lo alto por una hermosa y sencilla portada que da acceso al atrio, de planta rectangular, con 75 arcos, que ocupa una extensión de terreno de 7,806.43 m2, que representa poco más de la mitad del total del predio, lo que lo ubica como el atrio cerrado más grande de América y el segundo atrio cerrado más grande del mundo después de la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. En el interior del convento, destaca la pila bautismal elaborada de piedra labrada, los confesionarios de madera tallada, y un bello retablo de estilo barroco, cubierto con baño de oro tipo biombo. El retablo muestra escenas que representan "La Muerte de Jesús", "El Nacimiento", "La visita de la Virgen a Santa Isabel" y "La visitación del ángel a María". En la parte de abajo, hay nichos que dejan observar las imágenes de "Santa Lucía", "San Antonio", "San Francisco" y "San José". En la parte superior se representa "la Coronación de la Virgen como Reina del Cielo" y abajo, la imagen de la Virgen de la Purísima Concepción. En el interior del templo hay dos imágenes, el Cristo negro que también fue pieza clave para el proceso evangelizador y la más importante; Nuestra Señora de Izamal, Patrona de Yucatán. El espacio más importante de todo el conjunto es el Camarín de la Virgen, al cual se accede por medio de estas escaleras que a la vez permiten ver los arcos botareles que apoyan la construcción, así como parte de la población. El camarín tiene al fondo este retablo dorado y policromado en el que se combinan pintura y estípites, al centro está el espacio dedicado a la virgen, aunque la imagen se encuentra en el retablo del templo.

Fray Diego de Landa, mandó traer dos inmaculadas desde Guatemala, una para Izamal y otra para Mérida. La imagen de nuestra señora de Izamal, se hizo famosa por sus diversos milagros, entre estos, el hacerse muy pesada en una ocasión que se pensó en llevarla a Valladolid, pero sobre todas las cosas, el haber librado de plagas a Mérida en las distintas ocasiones que la imagen fue llevada a la Ciudad.

El 16 de abril de 1829 un brutal incendio en el Convento, arrasó con el altar y la imagen que se encontraba en él. A petición del pueblo, autoridades civiles y eclesiástica, se habló con la meridana Narcisa de la Cámara, quien donó la imagen gemela que obraba en su poder. La imagen fue llevada a Izamal desde Mérida, fue coronada por los reyes de España y es la que ahora podemos visitar en el convento.

Durante el siglo XVII y al menos en dos etapas se construyeron los corredores que unen las capillas posas para cobijar a los participantes en las procesiones. Hacia el siglo XVIII la fachada de la iglesia fue reformada; las pinturas murales son del siglo XVI y principios del siglo XVII.

También se cuenta con otros monumentos muy importantes como: El templo de la Virgen de la Candelaria y la iglesia de San José, las capillas de la Santa Cruz, San Román y la de San Ildefonso.

Reserva Tour

Reservar ahora arrow-up-icon
Booking.com

Derechos reservados 2019

www.izamal.com