pueblos-magicos izamal

Su convento

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua


Un convento con cimientos Pre-hispánicos

07, Agosto 2019

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

El Convento de San Antonio de Padua es un ícono, no sólo de Izamal, sino de todo Yucatán. Llegamos al lugar acompañados de una intensa lluvia que nos hizo esperar en el auto, una vez que se fue disipando nos dispusimos a conocer el lugar, no podíamos dejar de visitarlo, disfrutar y aprender de su increíble arquitectura e historia.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

Desde que comenzamos a subir las escaleras principales, nos íbamos asombrando de cada detalle y el colorido del lugar. El atrio, es inmenso, mide 7,806.43 m2, el segundo más grande del mundo después de la Plaza de San Pedro en el Vaticano y a su vez es el atrio cerrado más grande de América. Se encuentra en perfectas condiciones, cuenta con un lindo pasto verde que nos invitaba a sentarnos y relajarnos un poco. Mientras caminábamos podíamos observar a los niños correr por todos lados, nuestro hijo no fue la excepción, corrió hasta cansarse.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

Entramos a la iglesia a explorar un poco. Lo cual, resultó una experiencia maravillosa, hay muchísimos detalles para admirar, sobre todo el retablo de estilo barroco cubierto de oro que cuenta muchas historias: el nacimiento de Cristo, su muerte , la visita de la virgen a Santa Isabel, la visita del ángel a María, incluso se puede observar la coronación de la virgen como reina del cielo y varias imágenes relevantes más.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

Cada sección del convento relata historias diferentes, te envuelve en el tiempo; demuestra la riqueza de la cultura de Izamal. Un gran ejemplo del la combinación de rasgos prehispánicos, del periodo colonial y la época actual. Se edificó sobre la Pirámide Pap-Hol-Chac, cuyas piedras fueron usadas de material para crear el convento. Dicha pirámide, fue la más alta de las 6 plataformas prehispánicas que antiguamente estaban en Izamal. Por ello, el convento está elevado y es visible desde distancias lejanas.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

El interior del Convento, es un lugar inmenso, con muchos pasillos, escaleras y cuartos que destilan un olor entre piedra y madera vieja; creando un ambiente místco. Está conformado por la Capilla de Indios, cuatro capillas más, posas y dos claustros: El Alto y el Bajo. Todos y cada uno de los espacios, detalles y la arquitectura estuvo a cargo del Padre Fray Juan de Mérida, muy famoso en aquella época ya que se encargó de muchas otras edificaciones en la Península, pero en especial éste convento fue fundado por los franciscanos en 1549, encabezados por Fray Diego de Landa.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

Definitivamente salimos del lugar asombrados y muy agradecidos por todo lo aprendido, no podíamos dejar de voltear para esos últimos vistazos con una sonrisa en el rostro, tomamos una de las rampas laterales y nos encaminamos al zócalo de la ciudad que está justo enfrente y desde cualquier punto que tuviéramos podíamos seguir disfrutando de la fachada del Convento, una visita inolvidable.

Una mirada al interior del Convento de San Antonio de Padua

Soy Ivy Rocha, nací en Tamaulipas, soy fotógrafa, comunicóloga, y amante de la naturaleza. Explorar y descubrir la belleza y la energía en todo, aprender de cada lugar, de cada persona. Poder conocer nuestro México, nuestro mundo de la mano de mi familia es una experiencia que agradezco y amo compartir.

Publicado por izamal.com

Izamal Convento Franciscanos cultura religión

Compartir en

Compartir en

Reservar ahora arrow-up-icon
Booking.com

Derechos reservados 2019

www.izamal.com