pueblos-magicos izamal

Sus rincones

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal


Hacienda San José, un sueño tangible

01, Agosto 2019

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Hace unos días vivimos una de las mejores experiencias que hemos tenido como pareja y como familia. Desde el momento de nuestro arribo a la Hacienda San José de Luxury Collection, comenzamos a sentir esa inigualable calidez y relajación con el canto de las aves y el sonido de los arboles meciéndose suavemente. Es imposible no sonreír y asombrarse al ir entrando a lo que se asemeja sin lugar a dudas a un paraíso.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

El hotel es irreal, tanto en colorido como diversidad de árboles, flores y plantas, de inmediato puedes sentir que la naturaleza te abraza y te da la bienvenida, estábamos todos extasiados, nuestro hijo no paraba de asombrarse y observaba todo con detenimiento, al mismo tiempo que el personal que ahí labora nos recibía con una gran sonrisa y amabilidad sin igual.

Conforme íbamos adentrándonos a la Hacienda, acompañados del personal que nos guiaban y apoyaban en todo momento escuchábamos un poco de la historia del lugar: ¨Abierto al público en el año 2000 y siendo desde entonces uno de los mejores en toda la península.¨ Sin duda alguna, acertamos mi esposo y yo.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

La Hacienda San José cuenta con 15 habitaciones, amplios jardines, espacios de relajación inigualables, spa, piscinas, una en especial grandísima y con un diseño único, el restaurante tiene un amplio menú y un sazón exquisito y para nuestra sorpresa hay uno especial para niños, cosa que nos encantó, también hay habitaciones con piscinas de inmersión, terraza y balcones con una vista de ensueño.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Nuestra habitación nos dejó con la boca abierta, llena de comodidades, hermosa y muy espaciosa, el baño simplemente nos enamoró, cada detalle lo hacía único, los artículos de aseo personal eran orgánicos y artesanales los cuales dejaban en la piel una esencia natural increíble. En nuestro clóset encontramos todo lo necesario para disfrutar la estancia, repelente, insecticida, laminas eléctricas antimosquitos, una linterna y varias cosas más. También teníamos acceso a un jardín trasero que bien podía conducirnos a otras partes de la Hacienda, a unos pasos estaban unas escaleras de piedra que nos invitaba a seguir nuestro recorrido.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Disfrutamos muchísimo explorar la Hacienda, no había espacio sin sentir la naturaleza y sus melodías, una total y placida aventura familiar que nos llenos de alegría a todos.

A la mañana siguiente decidimos desayunar en nuestra habitación, ya que nuestro hijo aún seguía durmiendo algo cansado de la exploración del día anterior, llamamos al restaurante e hicimos nuestra orden, bastante fácil ya que en la habitación hay un menú, no tardaron en llamar a la puerta con los alimentos que despedían un rico olor que despertaba aún más el apetito. Decidimos desayunar en la terraza del patio trasero y nos fue servido todo ahí, la atención y el servicio maravilloso, disfrutamos enormemente no solo por lo sabroso de los alimentos sino también por la comodidad y la relajación que brinda el lugar, un desayuno en familia que nunca vamos a olvidar.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Comenzamos a empacar y recoger todas nuestras pertenencias para iniciar el viaje de regreso, sin muchas ganas por supuesto, no queríamos irnos, ya nos sentíamos parte del lugar y de la gente que ahí se encuentra. Una vez tuvimos listo el equipaje llamamos a recepción y de inmediato llegó la ayuda, se llevaron todas nuestras cosas y con entusiasmo decidimos quedarnos un tiempo más para otro recorrido y algunas fotos familiares que la emoción del día anterior no nos dejaba si quiera parar a tomar.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Al salir, encontramos la capilla y sus detalles tan antiguos como especiales, entrar ahí te transporta en el tiempo.

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Despedirnos de la Hacienda fue difícil, nos fuimos pensando en volver en la primera oportunidad, apenas cruzamos el arco que enmarca y distingue a San José y ya extrañábamos cada rincón. Tuvimos un fin de semana indescriptible, en un lugar que está hecho para crear de momentos únicos y recuerdos inolvidables

Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal Fin de semana en una hacienda a sólo 30 minutos de Izamal

Soy Ivy Rocha, nací en Tamaulipas, soy fotógrafa, comunicóloga, y amante de la naturaleza. Explorar y descubrir la belleza y la energía en todo, aprender de cada lugar, de cada persona. Poder conocer nuestro México, nuestro mundo de la mano de mi familia es una experiencia que agradezco y amo compartir.

Publicado por izamal.com

Izamal hacienda hospedaje familia

Compartir en

Compartir en

Reservar ahora arrow-up-icon
Booking.com

Derechos reservados 2019

www.izamal.com