Historia


Historia

El 11 de agosto de 1993, Izamal recibió la visita de S.S. Juan Pablo II, quien ofició una memorable misa en el gran atrio que antecede al templo de la Purísima Concepción y el ex Convento de San Antonio de Padua. Desde ese entonces, la mayoría de las casas y edificios que decoran su centro histórico están pintados de blanco y amarillo: los colores vaticanos.

Izamal era uno de los sitios más importantes de la Civilización Maya. Probablemente fue la ciudad más grande de las planicies del norte de Yucatán, pues el área urbana cubría una superficie superior a los 53 Km2. Sus edificios monumentales superan un volumen constructivo de más de 1.000.000 de m3 y por lo menos se conocen dos calzadas de piedra, llamadas sacbeo'ob en lengua Maya, que comunicaban a esta ciudad con otros importantes asentamientos, las Ruinas de Ake, localizadas a 29 Km al oeste y con el sitio de Kantunil, ubicado a 18 km al sur. El enorme volumen de sus edificios y la red de calzadas son evidencia del poder político y económico que esta unidad política estatal tuvo sobre un vasto territorio mayor a 5000 Km2 habiendo desarrollado una técnica constructiva particular basada en el empleo de bloques megalíticos, con características definidas tales como esquinas redondeadas, molduras en delantal y superestructuras hechas con materiales perecederos. La ciudad fue fundada durante el período Preclásico Tardío (750 a 200 a C) y permaneció ocupada hasta la Conquista. La mayor incidencia en la actividad constructiva abarca los períodos Protoclásico (200 a. C. a 200) Clásico Temprano (200 a 600) y Clásico Tardío (600 a 800). Fue parcialmente abandonada desde el surgimiento del estado en Chichen Itzá durante el Clásico Terminal (800 a 1000) hasta el final de la época prehispánica, cuando Izamal era considerado como uno de los principales sitios de peregrinación en la región.

A Izamal, también se le conoce como "la ciudad de los cerros" por poseer en su territorio vestigios arqueológicos entre los que destacan 6 pirámides mayas. Cinco enormes estructuras precolombinas son todavía fácilmente visibles en Izamal (y desde una distancia considerable en todas direcciones). El primero es una gran pirámide dedicada a una deidad solar Maya, Kinich Kak Mo, con una base que cubre 8,000 m2 de superficie y un volumen de aproximadamente 700,000 m3 que la hace destacar como la de mayor volumen del mundo maya en México y la tercera precolombina en el país. Encima de esta magnífica base existe una pirámide de 10 niveles, y hacia el sudeste se encuentra otra gran pirámide llamada Itzamatul , localizada en el costado sur de lo que fue una enorme plaza hay otra gran estructura denominada como Ppap Hol Chak, y que fue parcialmente destruida cuando se construyó sobre ésta un Convento Franciscano por fray Franciscano Diego de Landa.

Dicho convento recibió el nombre de San Antonio de Padua. Se edificó entre los años de 1553 y 1561, el atrio del monasterio es el segundo más grande del mundo, sólo por detrás de la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. La mayor parte de la piedra de corte de la ciudad precolombina fue reutilizada para construir el convento franciscano y las viviendas coloniales. El conocido y controversial obispo yucateco Fray Diego de Landa (autor de la "Relación de las cosas de Yucatán"), vivió en esta ciudad. Este fue convento más grande de América a comienzos del siglo XVI.

El lado suroeste de la plaza central es limitado por otra pirámide conocida como Hun Pik Tok y en el oeste el espacio público se cierra con el templo del Kabul, donde una gran mascarón de estuco del dios Itzamna todavía existía sobre uno de sus costados hasta los años 1840, cuando Federico Catherwood hizo un dibujo que fue publicado por John Lloyd Stephens. Todos estos grandes montículos hechos por la mano del hombre son testigos de un proceso de superposiciones de edifcios que duró varios siglos y que originalmente soportaron una serie de templos y palacios. Otros importantes edificios residenciales que han sido restaurados y pueden ser visitados son conocidos como Xtul (El Conejo), Habuc y Chaltun Ha. Después de más de una década de trabajos arqueológicos realizados en Izamal por arqueólogos mexicanos, un total de 163 estructuras arqueológicamente importantes han sido trazadas en un mapa dentro del área urbana de la ciudad contemporánea y se han registrado miles de unidades residenciales en una serie de comunidades prehispánicas situadas en los alrededores. Así mismo, se han detectado cientos de sitios que compartían los mismos rasgos arquitectónicos de Izamal en toda la región que históricamente se llamó Ah Kin Chel.

Pocos meses pasan en esta tierra sin que la música, la danza, las ofrendas y el rezo, formen el mosaico multicolor que engalana y decora, más allá del amarillo esplendoroso, a la ciudad. Sin embargo, fiesta, lo que se llama fiesta, en junio y en diciembre surge de los cuatro puntos cardinales y la ciudad de Izamal se llena de copal, flores, rezos y cantos. En junio, la fiesta se hace y los lugareños le rinden culto a San Antonio de Padua. El atrio del convento se tiñe de arco iris. Los cantos se escuchan desde la mañana y cuando el sol ha acabado su recorrido, la Virgen de Izamal se pasea por las calles, se le piden bendiciones, se le prometen mandas y se le ofrecen cantos para cuando en diciembre llegue su día. Hacia el día 21, la fiesta ha acabado, pero de una manera respetuosa, se celebra el equinoccio de verano. Antes de que llegue diciembre, los muertos han sido celebrados y honrados; las flores se marchitan lentamente en el cementerio. El 29 de noviembre amanece con ruido en el cielo y rezos en la tierra; puestos multicolores y variopintos se colocan en las calles principales y durante nueve días con sus noches, se esperará con ansia el 8 de diciembre para celebrar a la Virgen de Izamal, a la Virgen de la Purísima Concepción. Izamal fue escenario de la Guerra de Castas de Yucatán, y fue tomado por José Venancio Pec, el 21 de febrero de 1848. Se dice que a la llegada de los rebeldes a Izamal, este había sido abandonado en su totalidad.

A Izamal Inicialmente le fue concedido el estatus de ciudad por el gobierno de Yucatán el 4 de diciembre de 1841. El 13 de agosto de 1923 fue degradada a villa. El 1 de diciembre de 1981, Izamal obtuvo nuevamente el título de ciudad.

Izamal sigue siendo un lugar de peregrinación en Yucatán, ya que la imagen que preside el retablo mayor del templo del convento - Nuestra Señora de Izamal - es muy venerada por los yucatecos y ha sido proclamada Reina de Yucatán. Dicha imagen fue llevada a Izamal desde Guatemala por órdenes de Fray Diego de Landa. Por ser la escultura en realidad una imagen de la Inmaculada Concepción se le festeja el 8 de diciembre con una gran fiesta popular. En Izamal, la lengua maya todavía es oída al menos tanto como la castellana. Aquella es la lengua materna en las casas de la mayoría de la gente. La mayor parte de los signos están en ambas lenguas.

Izamal fue declarado como el primer pueblo mágico de México en el año 2002, por su destacada belleza y por el tesoro histórico que alberga.

Reservar ahora arrow-up-icon
Booking.com

Derechos reservados 2019

www.izamal.com